Filosofía de la situación.

Antología

(edición de César de Vicente Hernando)

“Filosofía de la situación” fue el nombre con el que Günther Anders definió su obra, a través de la cual intentó comprender el mundo que se inició el 4 de agosto de 1945 con el lanzamiento de la bomba atómica. Escribió intentando integrar los conocimientos derivados de la fenomenología, el marxismo y la Escuela de Frankfurt con la observación minuciosa de los acontecimientos que sucedían en el tiempo que vivió. Puesto que el peligro de la destrucción del mundo y del ser humano era ya un hecho, consideró que los libros y artículos debían ser accesibles a todos y los organizó en la forma de proposiciones razonadas, ejemplos y tesis. Sus indagaciones en el sistema social salido del llamado “progreso” capitalista y la metamorfosis del “alma” humana (intelecto, sensibilidad e imaginación) le impulsaron a poner en juego categorías y conceptos, como el de obsolescencia, principio de la máquina, ley de la desproporción, o vergüenza prometéica, con los que entender nuestro tiempo.

Colección
Clásicos del Pensamiento Crítico
EAN
9788483193082
ISBN
978-84-8319-308-2
Páginas
168
Ancho
13,5 cm
Alto
19,5 cm
Fecha publicación
27-04-2007
Número en la colección
16
Edición en papel
14,00 € <<<Añadir al carrito

Günther Anders

  • Günther Anders

    Si en sus primeros trabajos filosóficos Günther Anders (Breslau, 1902-Viena, 1992) intentó establecer una ontología del conocimiento y de la libertad, su encuentro con las obras de Brecht y Benjamin en los años treinta, así como su experiencia de las fábricas y la sociedad norteamericanas durante su exilio favorecieron la orientación de sus escritos hacia un pensamiento crítico. Escribió la novela antinazi La catacumba molusiana y estudió las obras de Döblin, Rodin, Grosz o Kafka. El año 1945 supuso un cambio de eje en sus indagaciones. El exterminio industrial y racional de seres humanos en los campos nazis, la bomba atómica, el funcionamiento de un sistema social que coloca en primer término la técnica y las máquinas y la progresiva entrada en lo que se vulgarizó como “sociedad de consumo” le llevaron a escribir la que es, sin duda, su obra más importante y un texto fundamental para el siglo XXI: La obsolescencia del ser humano (1956 y 1981). Paralelamente, propuso una ética para la era atómica con la que interpelar a todos los seres humanos en libros como En los límites de la conciencia (1959), Nosotros, los hijos de Eichmann (1964) o La amenaza nuclear (1981). A su trabajo intelectual sumó su participación en las actividades del movimiento antinuclear mundial, en las tareas de denuncia de los crímenes estadounidenses en Vietnam, así como en las discusiones en torno a las formas de resistencia frente a los poderes que mantienen todavía una situación de explotación, miedo y destrucción generalizados.

    Ver más sobre el autor