La suspensión del tiempo

    Diario de un arquitecto

    “Cuando el hombre se propuso hacer que la belleza entrara en sus edificios, entonces nació la arquitectura”, escribió Frank Lloyd Wright. No se trata de algo superficial, ni vago, ni difuso; sino de algo profundo, preciso y concreto que, como sintetiza Alberto Campo Baeza, logra detener el tiempo. La sencillez, la lógica y la racionalidad de algunas obras envuelven al espectador y lo hacen dialogar con el espacio y la luz. Esta aspiración de la arquitectura, compartida por otras artes, también se nutre de ellas. Así, cuando Alberto Campo Baeza declara “intento hacer una arquitectura esencial, radicalmente hermosa, con la profunda belleza procedente de la verdad”, lo hace desde la admiración a cómo lo lograron Velázquez y Goya, Rothko o T. S. Elliot. Sus reflexiones muestran la inspiración que provoca, por ejemplo, el “blanco certero” en las obras de Velázquez que, igual que una arquitectura blanca y sencilla, es capaz de “conseguir todo con casi nada”. A través de su mirada se desvela el disfrute intelectual que produce la pintura, el cine, la poesía, la música y, cómo no, la arquitectura.

    Escritor
    Colección
    Arquia/contextos
    Materia
    Arquitectura
    EAN
    9788490972885
    ISBN
    978-84-9097-288-5
    Páginas
    128
    Fecha publicación
    14-02-2017
    Edición en papel
    13,00 €<<<Añadir al carrito

    Sobre Alberto Campo Baeza (Escritor)

    • Alberto Campo Baeza
      Nació en Valladolid y vio la luz en Cádiz. Sus obras van desde casas pequeñas como la Casa Turégano, la Casa Gaspar o la Casa de Blas, hasta obras grandes como Caja Granada o el Consejo Consultivo de Zamora. Su trabajo ha sido expuesto en lugares como el Crown Hall de Chicago, la... Ver más sobre el autor

    Libros relacionados